precio de injerto capilar

¿Qué precio de injerto capilar se ajusta a la realidad?

En los últimos tiempos se ha discutido mucho sobre este tema. A veces, es incluso materia de polémica en muchos debates sobre la medicina estética en el ámbito de los trasplantes capilares. ¿Cuál es el precio de injerto capilar que debe plantear el cliente como fiable? ¿Qué niveles de riesgos existen al fijarnos en base, únicamente, al coste? Sin duda es un tema en el que conviene aclarar algunos aspectos básicos.

En primer lugar, la proliferación de clínicas en España en torno al injerto de pelo se ha visto disparada. Por ello, los precios también han contemplado variaciones. A mayor oferta, el precio siempre tiende a decaer. Son leyes de mercado bastante sencillas. Esta afluencia de oferta también es referida a una demanda masiva. No en vano, España es uno de los países que comandan la lista de los más alopécicos de todo el planeta. Por ello, se producen fenómenos en torno al precio y a algunas praxis indeseables que muchas veces no tienen por qué tener relación.

¿Cuál es el coste realista de la intervención?

A  la hora de considerar esto, cabe aclarar que no existe ningún decreto o convenio que deba regir a qué precios establecer este servicio. Sencillamente, algunas clínicas se adaptan mejor que otras a hacer frente a los costes que supone llevar a cabo estas intervenciones. Otras, sin embargo, parecen querer diferenciarse de la competencia en base a realzar su precio de injerto capilar. “Cuanto más caro, más prestigioso”. Sin embargo, el hecho de que una clínica sea más cara que otra no quiere decir nada. Lo que debe mirar el cliente, independientemente del presupuesto, es el estudio previo, el hecho de que médicos debidamente titulados le investiguen y le comenten sus conclusiones. A partir de ahí, la metodología utilizada para la intervención y su posterior tratamiento postoperatorio marcan la diferencia entre una clínica eficaz y otra de dudosas cualidades.

A partir de ahí, cabe decir que conforme al precio de injerto capilar, las empresas low cost que ofrecen este servicio a precios increíblemente más baratos que las demás, esconden algunas praxis y metodologías poco recomendables. Injercare, en este caso, mantiene la filosofía de establecer precios competitivos pero, al mismo tiempo, ofreciendo un equipo médico de primer nivel e instalaciones y procedimientos de última generación. Manteniendo así una política transparente que concuerda en nuestras promociones de precios con el servicio que, a la postre, encuentra el cliente. Ofrecemos una cantidad ilimitada de folículos sin variar el precio y cumplimos con lo prometido. Sin establecer condiciones en última estancia como así ha sucedido en otro tipo de clínicas del sector. El consejo a seguir por parte de profesionales es simple: Si el precio es asequible, fantástico. No obstante, asegúrate de que tanto el personal médico que te atienda como los estudios previos que deben efectuar contigo, contemplen la excelencia exigida al tratamiento.

Deja un comentario