confinamiento y pérdida de cabello

Después de casi tres meses sumidos en una dura cuarentena, muchas personas han podido comprobar que su salud capilar no es la misma. Después de un largo tiempo en casa y tras sufrir de muchas maneras la crisis del Covid-19, su pelo ha mostrado síntomas nada halagüeños. ¿Confinamiento y pérdida de cabello van unidos? Evidentemente no hay una relación directa. Sin embargo, hay muchas razones indirectas y derivadas que han podido conducir hacia esta situación. ¿Cuáles son?

 

La ansiedad

Es lógico. La relación entre confinamiento y pérdida de cabello tiene su punto inicial en la ansiedad que ha producido esta situación. La población ha sufrido un shock importante. Preocupación, emergencia sanitaria, la salud de sus seres queridos, el clima de pánico o la posible pérdida de empleo influyen sin duda en un estado alterado de la psicología hacia episodios de estrés y ansiedad. Cabe recordar que esta causa es uno de los mayores detonadores conocidos de la alopecia.

 

El sol

Aparte del nerviosismo evidente anteriormente mencionado, la luz solar es también un elemento importante para mantener la salud del cabello. De hecho, estar en contacto con el sol hace que el ser humano pueda segregar vitamina D. Este compuesto es absolutamente necesario para que el calcio pueda ser absorbido por el cuero cabelludo de cada persona. Por ello, tras un largo confinamiento en casa en el que apenas hayas podido estar en contacto con la luz solar del día, es posible que la salud de tu pelo haya experimentado algún deterioro.

 

Estos dos factores son los que mejor explican la relación entre confinamiento y pérdida de cabello que mucha gente comienza a advertir en la desescalada. Sin duda, tiene sus motivos y factores. Sin embargo, también existen tratamientos para paliar esta situación que deberías consultar con un profesional acreditado o con una clínica especializada.

Deja un comentario