Alimentación para la pérdida del cabello

La caída del pelo es un fenómeno que se produce por una gran variedad de motivos: Factores hormonales, herencia genética, estrés… Sin embargo, también existen razones derivadas del modo de vida que la persona lleve que también expliquen principios de alopecia. Lo que comemos también es importante. Por ello, aquí tienes algunos consejos de alimentación para la pérdida de cabello. A buen seguro servirán de utilidad.

 

¿Qué debemos comer?

Algunos alimentos son claramente vitales no solamente para combatir la alopecia, sino para el buen funcionamiento del organismo. En este sentido, las verduras crudas y las frutas ricas en vitaminas son óptimas para el riego sanguíneo y sus componentes. Convirtiéndose así en la base de una alimentación para evitar la pérdida del cabello. El marisco, en su medida, también es beneficioso en este sentido dado su alto grado de minerales en su composición nutricional. La carne, tomada con la mesura recomendable, también estaría incluida en esta gama de alimentos. Si en tu caso optas por no consumir productos cárnicos, el tofu o los huevos son sustitutivos convenientes.

Vitaminas

La vitamina B es esencial para mantener una buena salud capilar así como reforzar los folículos haciendo posible que la grasa no afecte a estas unidades pilosas. También son relevantes las vitaminas de tipo A y C existentes en alimentos como la zanahoria, acelgas o coles.

Biotina

En el caso específico de la biotina, hay que hablar de una vitamina que aparece en alimentos como la soja, algunos tipos de verdura, yemas de huevo, riñones o hígado. En ocasiones es denominada como vitamina H. Es importante entender este componente como algo beneficioso para regenerar tejidos y favorecer la densidad del cabello. No obstante, no se trata de ningún componente “milagro”. Por lo demás, puede decirse que se trata de un buen principio activo para incluir en una alimentación para la pérdida del cabello.

 

Teniendo en cuenta toda esta información, cabe decir que estas instrucciones en materia alimentaria para combatir la alopecia deben adoptarse siguiendo un estilo de vida sano y evitando consumir grasas saturadas. Sin embargo, cuidar la alimentación para la pérdida del cabello y, por consiguiente, para ayudar a mantener la salud capilar es muy importante. Eso sí, su relevancia no quiere decir que sea el tratamiento necesario. La alopecia, como se menciona anteriormente, se produce por numerosas razones. Por ello, hay que percibir las disciplinas alimentarias no como una solución al problema, sino como un buen medio preventivo.

Deja un comentario