Existen dudas marginales en torno al trasplante capilar. Ese tipo de preguntas que los pacientes se hacen después de someterse al tratamiento y que no habían reparado en ellas. En Injercare, ayudamos a las personas que acuden a nuestra clínica a saber cómo proceder durante los días posteriores a la intervención. ¿Qué champú para después del injerto es el indicado? ¿Qué cuidados hay que tener a la hora de realizar acciones cotidianas como el lavado del pelo? Encuentra respuesta a todas estas preguntas.

 

Normalmente, inmediatamente después de que el cuero cabelludo se haya sometido a la colocación de microinjertos capilares, tanto la parte donante como la trasplantada se mostrarán mucho más sensibles que de costumbre y, aparte, hay que actuar con cuidado de no trastocar los implantes. Por ello, antes de lavar la cabeza, es preciso utilizar una loción espumosa una hora antes del lavado con tal de ayudar a regenerar los tejidos y zonas que han intervenido en el tratamiento. A partir de ahí, se procederá a la limpieza del cabello mediante champús especiales aplicándolo con cuidado (sin frotar). Estos son algunos de los productos recomendados:

Champú reparador

Se trata de un producto ideal para cabellos sensibles y castigados. Aparte de utilizarse como champú para después del injerto, también es utilizado en cabellos susceptibles de necesitar reparación. Su precio medio oscila entre los 10 y los 15 euros dependiendo la capacidad del envase elegido.

Champú con cafeína

En este caso, aparte de ayudar a que los tejidos vuelvan a gozar de buena salud después del trasplante capilar, también dinamiza el crecimiento del cabello. Contiene componentes activos como la cafeína y también es utilizado con otros fines como la protección del color.

 

Estos dos son los ejemplos de champú para después del injerto más empleados en medicina capilar a la hora de recomendar a los pacientes recién intervenidos. Independientemente de los consejos sobre productos a utilizar y modos cuidadosos con los que proceder para lavar tu pelo después de someterse a un tratamiento con técnica FUE, se recomienda normalizar los procesos una vez concluidos los primeros diez días de tratamiento.

Deja un comentario