Si hay un problema que continua preocupando a hombres y mujeres de diferentes edades, es la caída del cabello. A lo largo del día perdemos al rededor de 50 o 100 pelos, pero a veces esta cantidad es más elevada y se hace visible cuando supera el 50% . Es a lo que llamamos alopecia y se produce por diversas causas, no únicamente la genética está detrás de la caída del cabello. El estrés sostenido en el tiempo, la falta de nutrientes, los cambios hormonales y el paso del tiempo pueden jugarnos una mala pasada.

Los alimentos tienen un papel muy importante contra la caída del cabello.
Una alimentación equilibrada ayuda al organismo a preservar los nutrientes ricos en las vitaminas necesarias para conseguir un cabello fuerte y sano, frenar su perdida y en algunas ocasiones recuperar el pelo, junto con el tratamiento adecuado contra la alopecia.

Como evitar la caída del pelo

Evitar las situaciones de estrés a las que estamos sometidos en nuestra vida cotidiana y llevar una alimentación equilibrada son factores claves para frenar la caída del cabello.

Veamos algunos alimentos con los nutrientes necesarios que pueden ayudar a mantener un pelo sano y fuerte:

Vitaminas A, B y C. Están en el arroz, el trigo, la naranja, la manzana, el kiwi,
los pomelos, la zanahoria y la avena.

Hierro. Lo encontramos en lentejas, garbanzos, espinacas y apio.

Zinc. Está presente en espárragos, garbanzos, higos, plátanos o berenjenas.

Cobre. Lo tienen las legumbres, nueces, cacao, soja y champiñones.

– Podemos encontrar la biotina en la levadura de cerveza y las fresas, y el
ácido fólico en las espinacas, el aguacate y los espárragos.

Ingerir alimentos ricos en estas vitaminas hace que el cabello se fortalezca a través de la circulación sanguínea, que nutre el bulbo piloso, zona de la que se nutre el cabello.

Alimentos que se deben evitar

Los alimentos fritos, con exceso de grasas saturadas, los productos con grasas hidrogenadas o aceites refinados. No se recomienda consumir bebidas gaseosas, cafeína ni el exceso de chocolate.